Enemiga de tu felicidad

 

La sensación de fracaso es enemiga de tu felicidad.